loader image

Cork y nuestra búsqueda del cambio

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
La historia de Diego y Vivi por Irlanda

¿Cómo surgió esta aventura?

Aunque seguramente desde mucho tiempo atrás ambos hayamos ido desarrollando la idea de querer tener este tipo de experiencia, no fue hasta principios del 2018, Diego vio una nota en Youtube sobre las visas de estudio-trabajo que de Irlanda a los uruguayos. Le contó a Vivi e inmediatamente empezaron a surgir las preguntas: “¿nos gustaría tener una experiencia en Europa donde podamos vivir en un país de habla inglesa y así poder viajar más?”, o por el contrario “¿queremos una vida con el famoso check list de casamiento, auto, casa e hijos?”, “¿estamos dispuestos a dejar buenos trabajos, familia, amigos y salir de nuestra zona de confort?”.

Por suerte todo empezó justo unos días antes de hacer un viaje a Europa donde estaba incluido Dublin como uno de los destinos. En nuestro paso por Dublin visitamos una de las escuelas que dan los cursos que sí o sí se deben hacer para obtener la visa. Al final no elegimos ni esa escuela ni Dublin, pero la visita nos dio un baño de realidad: lo único asegurado es el curso (al menos en la escuela que nosotros contratamos); el hospedaje (que da varios dolores de cabeza) y el trabajo, lo tiene que conseguir uno mismo en un idioma que no es el suyo, con costumbres diferentes, en un tipo de trabajo que seguramente no sea para el que te formaste.

Los siguientes meses fueron de idas y vueltas…a veces era uno el que estaba mas decidido a hacerlo, y a veces el otro. Lo bueno es que siempre seguimos informándonos de escuelas y ciudades, hablando con gente que ya lo había hecho, y reafirmando las ganas que teníamos de hacerlo.

La ciudad elegida: CORK

Cork, que es la segunda ciudad mas poblada de Irlanda. Queríamos un balance entre una ciudad con movimiento y actividades, pero que tampoco sea demasiado bulliciosa y grande como sí lo es Dublin. Y a pesar de que en toda Irlanda hay un problema habitacional, en Cork es un poquito mas fácil conseguir vivienda comparado con Dublin, y también un poco mas barato.

Tiene además aeropuerto con algunos destinos y queda a 3 horas de Dublin, con un ómnibus que sale cada una hora durante casi todo el día. La ciudad es relativamente chica, pero el centro es bastante transitado. El tránsito, como creo que pasa en toda Irlanda, a primera vista parece desordenado, pero en 7 meses que llevo en Cork nunca vi un accidente.

A la gente le gusta mucho salir a tomar y comer; y a pesar de que es caro, el ingreso de la gente es bueno y puede hacerlo seguido. Muchas de las empresas mas grandes del mundo están instaladas en Cork, como por ejemplo Apple, Amazon, Pepsi, Heineken, pero a estas es posible acceder solamente teniendo pasaporte europeo, con la visa de estudio y trabajo es prácticamente imposible.

Primeros días…

Después de unos días en España y Portugal, llegamos el lunes 13 de mayo de 2019 a Cork. Teníamos un hostel reservado por una semana para mientras buscar un hospedaje fijo, ya que tener una residencia fija es el primer paso de varios: residencia, apertura de cuenta de banco, emisión de la visa y finalmente búsqueda de trabajo.

El siguiente lunes comenzamos las clases y nuestra impresión fue buena: clases de aproximadamente 12 o 13 personas, profesor de Cork, edificio lindo y ambiente distendido, características importantes para ser que uno pasa mas de 3 horas de lunes a viernes en la escuela. Hay personas de todas las edades, pero la mayoría ronda los 25 o 26 años (aunque se pueden encontrar mayores de 40 también), y las nacionalidades mas numerosas son, al menos en Cork, brasileños y chilenos.Después se pueden encontrar algunas personas de México, Argentina, Perú y unos poquitos uruguayos.

Búsqueda de trabajo e impresiones de los irlandeses

Mientras ya estábamos con las clases y teníamos la visa en nuestro poder, comenzamos a buscar trabajo. El tipo de trabajo para el que la visa está pensada es en “Servicios”, incluyendo restaurantes,
tiendas, cafeterías, hoteles o empresas de limpieza.

El primero en encontrar trabajo fue Diego, en un restaurante bastante conocido en Irlanda y Reino Unido. La búsqueda de trabajo no es muy sencilla, nosotros demoramos unos 2-3 meses en conseguir algo, pero puede tener que ver un poco con que al principio intentamos buscar trabajos un poco “mejores” y recién cuando nos dimos cuenta que no era posible empezamos a buscar dentro de las opciones que mas se ven: catering assistant, kitchen porter o cleaner; para las que aparte en general te piden experiencia (lamentablemente esto lleva a que mucha gente invente mucho en su cv y haya mucha competencia).

Es en el trabajo donde se pueden conocer irlandeses.

Los irlandeses, al menos desde mi experiencia, son amables, simpáticos y sin prejuicios a la hora de relacionarse con latinos. Ante cualquier situación que ellos entiendan que puedan estar minimamente molestando, siempre te dicen “sorry” o “sorry about that”. También en los trabajos se pueden conocer personas de otras nacionalidades como polacos (que hay un montón en Irlanda), húngaros, italianos y españoles.

Todos conviven perfectamente. Sin embargo, no es tan fácil entablar una amistad con un irlandés. En ese sentido son un poco mas distantes, y uno que está un poco necesitado de contacto con otras personas, termina relacionándose mas con latinoamericanos, o españoles e italianos.

El clima

En cuanto al clima, si bien en verano no se superan nunca los 23 grados, la sensación térmica es bastante mayor, debido a la humedad que hay. Los días son larguísimos, llegando a amanecer alrededor de las 5 am y anocheciendo a las 23 horas.

Puede llover varios días a la semana, pero por lo general casi nunca es torrencial, y ante las lloviznas la ciudad ni se inmuta.. es prácticamente como que no pasara nada. En cuanto al invierno (estoy escribiendo esto a principios de noviembre), puedo decir que los días son muchos mas cortos, ya que en este momento está amaneciendo a las 7.30 y oscureciendo a las 17. Se puso bastante mas frío pero es “aguantable”, ya que rondan los 6 o 7 grados, y en la noche alrededor de 3º.

El acento y el idioma gaélico

Entender a un irlandés es una de las experiencias mas complicadas. Obvio que hablan inglés, pero tienen un acento muy marcado, lleno de modismos y pronunciaciones diferentes a los ingleses o norteamericanos. Con el pasar de los días uno empieza a acostumbrarse. Pero los mas difíciles son los veteranos.. ellos tienen un acento mucho mas cerrado, al punto que a veces ni se entienden con los jóvenes. En cuanto al gaélico, que si bien es su idioma oficial y todos los carteles en la ciudad están primero escritos en gaélico y después en ingles, solo un 10% de la población lo habla, y principalmente en ciudades especificas como Dingle.

Viajes

Viajar era uno de los puntos mas importantes para nosotros, y la verdad que se puede hacer desde aqui. Ryanair y Aer Lingus son empresas irlandesas y desde Dublin salen a todo Europa y por precios super baratos y a pocas horas de distancia. Se pueden conseguir ida y vuelta a londres por 20 euros, a Polonia por 50, Barcelona por 30, Edimburgo por 40. Desde Cork hay algunas conexiones directas con Londres, Amsterdam, Canarias y Alicante entre otros. Además viajar dentro de Irlanda también es hermoso y muy recomendable, incluso se puede ir a Irlanda del Norte que tiene ciudades e historias muy interesantes.

Los precios

Lo mas caro es el hospedaje y el transporte. Nosotros vivimos en un apartamento con 2 cuartos. En uno estamos nosotros por el que pagamos 760 euros y en el otro una chica brasileña. Estamos a 10 minutos caminando del centro y el barrio es precioso. La vivienda ya viene con todas las comodidades, camas, heladera, cocina, agua caliente, sillones, mesa y sillas, etc. Aunque 760 parezca caro en realidad tuvimos suerte con el precio, porque podría haber sido bastante mas.

El transporte publico ronda los 1.60 euros el viaje con tarjeta de estudiante, y también se puede conseguir un abono de viajes ilimitados por un mes por aproximadamente 80 euros.

En cuanto al supermercado, las grandes cadenas tienen precios buenísimos incluso comparados con los precios de Uruguay. En cambio los “almacenes” de barrio son bastante mas caros. Algo que es bastante caro es salir a comer afuera o a tomar unas pintas de cerveza, ya que comer en los lugares mas baratos difícilmente baje de los 15 euros, y las pintas rondan los 5 euros.


Conclusiones

Nuestras conclusiones es que si realmente querés vivir la experiencia, lo hagas. Dejar de hacer las cosas por miedo y en el futuro arrepentirse, es de las cosas mas tristes que te pueden pasar. La vida aquí no es color de rosas como lo pintan las escuelas que quieren vender su curso, pero con un poco de espíritu aventurero, sin muchas pretensiones en cuanto al trabajo y al confort, y un poco de tolerancia a los cambios, es muy difícil que el balance final no sea positivo. Los cambios generan oportunidades, incluso pudiéndose abrir puertas que nunca imaginamos. Yo recomiendo que cada uno haga lo que sienta que le va a hacer bien, lo que le haga feliz.


Gracias Diego y Vivi por su aporte a la Comunidad de Mochila Celeste

2 respuestas

  1. Que bueno, lo que escribió Diego, muy descriptivo de la realidad que puede llegar a vivir alguien que decida jugarse a vivir una aventura similar, pero lo más resaltable de lo que dijo es que cada uno tiene que hacer lo que lo Haga FELIZ.

  2. Como era de esperar muy rico y esclarecedor la vivencia de Diego y Viviana, con Sacrificio, por esa salida de zona de confort, pero la juventud y el espíritu «aventurero» , les ayuda a sobrellevar esa lejanía de Uruguay, pero vale la pena, y si no imagino mal, van a viajar mucho por toda Europa además de la experiencia que obtendrán, cuanto van a valorar lo que hacen y lo que dejaron aca¡¡¡¡¡¡¡

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mochila Celeste en tu mail

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Facebook